Make your own free website on Tripod.com

Juventud Oración y Paz

Tema 3: Los Signos Litúrgicos

Home
El Grupo
Integrantes
Los Logros
Premios
Discografía
Galeria
Descargas
Temas De Interes
Formacion de Grupo
Reflexiones
Virgen del Carmen
San Jose Obrero
Links
Libro De Visitas
Contacto

LOS SIGNOS LITÚRGICOS

 

 

En el tema anterior vimos cómo se da el proceso de comunicación y cómo necesitamos de los signos que nos permitan comunicarnos.

            Los mismos signos visibles que usa la sagrada Liturgia han sido escogidos por Cristo y por la Iglesia para significar las realidades divinas invisibles. Por esto es muy importante profundizar en el concepto de signo litúrgico, las leyes que lo rigen, sus implicaciones y sus diversas clases.

 

¿Por qué los signos?

 

Al conducir por la carretera podemos encontrarnos con diferentes señalamientos. Estos son sólo figuras y no necesitan un texto para expresar su significado.

            Los signos en la Liturgia son necesarios por dos razones:

            1.- POR EL MODO DE SER DEL HOMBRE. El hombre es un ser fundamentalmente dependiente de la comunicación. Necesita de medios palpables, aquello que pueda percibir con los sentidos.

            2.- POR EL MODO COMO DIOS ACTÚA. Anteriormente Dios hablaba a sus elegidos, ahora lo hace a través de signos.

            Se ha dicho que a través de los tiempos Dios se ha comunicado con el hombre para hacerle saber su sentir. En el Antiguo Testamento, Dios se comunica de manera personal, habla directamente y por medio de objetos y de sueños.

 

¿Qué es un signo?

 

Un signo es una realidad por medio de la cual conocemos otra realidad (un semáforo en rojo nos indica alto), y es un término que difiere de símbolo, pues este no expresa una realidad concreta sino que puede ser subjetiva.

            Debemos estar de acuerdo en que el material, y el mismo signo, son menos importantes que la realidad que representan. A través de ellos se representa Cristo, Dios y sus dones, pues hacen visible su presencia. Todos son sagrados, es decir, cumplen una función esencial para el servicio a Dios.

            Los signos litúrgicos deben poseer dos características principales:

            1.- DIGNIDAD. Todo lo sagrado es para Dios y debe ser digno, correcto, bien hecho.

            2.- BELLEZA. Al igual que su amor, todo lo que es para Él debe ser hermoso.

            Ambos elementos deben ir de la mano, no es suficiente sólo uno.

 

Diferentes signos litúrgicos

 

El estudio de los signos litúrgicos se ha facilitado porque se les ha divido en cuatro grupos:

a)       Las personas: la asamblea, el presidente, los ministros.

b)       La Palabra y el Canto.

c)       Las acciones, gestos y movimientos.

d)       Los lugares, los elementos y los objetos.

      Sin embargo, esta división es sólo metodológica.

Volver
Volver

Juventud Oracion y Paz

Amo a Jesus